domingo, 9 de diciembre de 2007

Secreto Tras la Puerta y Perros de Paja

SECRET BEYOND THE DOOR... (Secreto Tras la Puerta-1948) de Fritz Lang
STRAW DOGS (Los Perros de Paja-1971) de Sam Peckinpah

Secreto Tras la Puerta, 1er. acto: el cortejo
Joven heredera de una fortuna, Celia (Joan Bennett) se va de vacaciones a México, con la intención de regresar y elegir como marido al abogado de la familia que, según su paternal hermano (Paul Cavanagh), es su mejor partido (James Seay). Estando allá, presencia el duelo entre dos rivales pasionales (Paul Fierro y David Cota) y nota entre la multitud el rostro de un caballero que la observa amablemente. Más tarde, tiene tiempo de ser cortejada por este personaje (Michael Redgrave), que resulta ser Mark Lamphere, arquitecto que tiene una revista dedicada al arte. El flechazo es instantáneo y la pareja contrae matrimonio en el extranjero. En la noche de bodas, sin embargo, el amor no se concreta, ya que, Mark anuncia su regreso inmediato por negocios a los Estados Unidos.

2do. acto: el matrimonio
Celia se ha instalado en la vetusta pero digna mansión Lamphere, donde se da cuenta realmente de lo poco que sabe de su esposo. Bajo un mismo techo conviven Carrie (Anne Revere), hermana mayor de Mark; Miss Robey (Barbara O'Neil), secretaria de Mark y David (Mark Dennis), hijo de Mark con su anterior esposa (fallecida en circunstancias no claras). Por más buena voluntad que le ponga, la nueva Sra. Lamphere no puede evitar quedar en medio de las intrigas y tensiones que ya gobernaban la casa antes de su llegada. A todo esto, Mark revela su colección de "habitaciones del crimen", una serie de cuartos especiales dentro de la casa, que no son solo reproducciones de escenas de violentos crímenes pasionales de la historia: cada habitación cuenta con el amoblado original, comprado y hecho traer por Mark en pos de esa rara obsesión. El interrogante que remuerde la tranquila conciencia de Celia es, pues, si su adorado Mark mató o no a su anterior esposa. Y, más allá de esto, ¿será Celia la próxima víctima?

Joan Bennett y Michael Redgrave
3er. acto: la violación
Mientras Mark está en casa, la relación con su esposa es de suma inestabilidad. Pero las cosas que alteran a Mark son muy particulares: un ramo de lilas le hace sudar; una vela cortada (que "rompe la simetría del ambiente") lo deja estupefacto. El secreto (o una pista) de su trauma debe estar tras la puerta de la única habitación de la colección que Mark no permite que nadie abra. Celia aprovecha una de las salidas de Mark para ingresar en el cuarto prohibido que... resulta ser una copia exacta del dormitorio de la propia Celia. Conclusión: ella es la próxima víctima. Antídoto: mandarse a mudar a la brevedad. Aún así, la protagonista no solo que se queda en la casa, sino que enfrenta a su esposo (ahora en pos de estrangularla) para hacerlo afrontar ese trauma oculto desde la niñez, lo que puede implicar tanto la curación de él como la vida de ella.

Los Perros de Paja, 2do. acto: matrimonio
Estamos en los '70 y el director a cargo, Sam Peckinpah no dedica tiempo de su metraje a ofrecernos la historia del previo romance entre el matemático americano David Sumner (Dustin Hoffman) y la joven inglesa Amy (Susan George), aunque suponemos que se desarrolló en los Estados Unidos. Así que nuestro 2do. filme de la noche arranca de lleno en la etapa matrimonial, en que la pareja marcha a una casa en la campiña inglesa donde intentan constituir un bucólico nido de amor. Sin embargo, hay nubarrones que amenazan la calma. David encarga el trabajo de reparar el techo del garage a unos muchachones del pueblo, capitaneados por un tal Charlie (Del Henney), que años atrás fue amante de Amy. Ella reacciona contradictoriamente. Por un lado, presiona a David para que los despida a todos los obreros, pero por otro (más íntimo), potencia y excita los ánimos de aquellos viejos conocidos. El primer incidente que preanuncia la tempestad es la aparición del gato de la casa colgado en el ropero del dormitorio. La esposa, naturalmente, se perturba y trata de hacer que su marido tome cartas en el asunto.

Peter Vaughan, Del Henney, Peter Arne, Dustin Hoffman y Robert Keegan
3er. acto: violación
Al otro día, en un intento por sacarles la verdad sobre el gato, David acepta la invitación de los muchachos para ir a cazar patos. En principio, van todos juntos, pero luego dejan abandonado a David en medio del campo y marchan a la casa, donde Amy deja pasar al enemigo y se hace violar, primero por Charlie y luego por uno de sus hermanos (Ken Hutchinson). Peckinpah nos muestra esta pesadillesca secuencia cortando con planos de David apuntando y tratando de acertar a los patos, lo que acentúa sin duda el efecto shockeante. El resto es la sucesión de acontecimientos, todos aislados entre sí (una niña que incita al retrasado del pueblo, la celebración de un festival anual, la desaparición de la niña y la persecusión del retrasado, la rivalidad entre el padre de la niña y el padre del retrasado, etc.) que, al ocurrir en un pueblo pequeño, forzosamente, van a terminar confluyendo en algo en común: el barbárico asedio de la casa de los Sumner.

Enlace
Además de haber segmentado cada película en similares etapas (o actos), y que ambos protagonistas sean cónyuges (Bennett y Hoffman) que deben marchar a vivir en casas ajenas (y que tengan que forzar la resolución de los traumas que constituyen los conflictos de las respectivas películas), apuntaremos como enlace válido a ambas películas "las Simbologías".

Simbologías que, por supuesto, se declaran verbalmente (una simbología que no se verbaliza, es una impresión o una insinuación, pero no tiene la misma validez). Y veamos que tipo de simbologías podemos apuntar, a primera vista:
1- Mark con su teoría que la arquitectura de la casa o de una habitación tiene directa relación con los actos que una persona lleva a cabo en su interior (una alusión a que la infancia del ser humano incide sobre la formación de su personalidad).
2- Amy señala que el gato colgado en el placard significa que los intrusos pueden penetrar en lo más íntimo de la casa y, por extensión del matrimonio.
3- En Secret... una amiga de la familia que sugiere que es más factible que un hombre mate a su esposa o amante que a su madre, ya que tiende a proyectar las frustraciones maternales de la infancia con las personas femeninas que le circundan.
4- Cuando Amy les sirve unas cervezas a David y los obreros, en la misma bandeja pone un platito de leche, en pos de presionar a David para que saque como tema de conversación que pasó con el gato.

Más allá de otras simbologías que puedan mencionarse, y este será el enlace más certero (y fin de la función), ambas películas confluyen en el carácter no exactamente sanador pero sí resolutivo de tensiones y/o traumas que tiene la "Violación". Violación nominal, como la entrada de Celia en el cuarto donde el marido deposita sus más íntimos secretos, o directamente física, como a la que se somete Amy mientras David está cazando patos. En el primer caso, el damnificado (Mark) termina recordando cuando, de niño, fue encerrado durante toda una noche en una habitación; Mark creció culpando a su madre cuando en verdad (y Celia se lo espeta) la culpable fue Carrie. En el segundo caso, la violación de Amy genera una sucesión de acontecimientos que terminan por demostrar (queremos creer) el postulado de la película, la redención del marido y la validación de su hasta ese momento discutido título de "hombre de la casa". De esta manera, en Secreto..., Mark regresa a la sanidad para vivir feliz con su esposa y en Perros..., Amy queda finalmente traumada, no tanto por su indesición adolescente, sino por su ausencia de humanidad.

Dustin Hoffman
Lo dicho: las violaciones como acto traumático, sacan a relucir lo mejor o lo peor del individuo. Y sino, pregúntenle a Mark Lanphere que vivía traumado entre mujeres, o a Amy Sumner, traumada entre hombres.

Darío Lavia

3 comentarios:

Pablo dijo...

Hola amigo Dario, como siempre de sombrerazo todo lo tuyo, y al mismo tiempo te deseo unas Felices Fiestas, y como no una Felz salida y entrada de año. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Darío: que claridad!! tu critica siempre coherente .
Felicidades
R. Rojas

Pablo dijo...

FELIZ AÑO NUEVO!!!

¿PERDISTE ALGÚN Nro. DE CINEFANIA? BAJALOS GRATIS