domingo, 26 de octubre de 2008

La Edad de Oro y Salò, o los 120 Días de Sodoma

L'ÂGE D'OR (La Edad de Oro-1930) de Luis Buñuel
SALÒ O LE 120 GIORNATE DI SODOMA (Salò, o los 120 Días de Sodoma-1976) de Pier Paolo Pasolini

Gaston Modot en L'ÂGE D'ORLa Edad de Oro
Esta incalificable obra del cine surrealista de Luis Buñuel (1) y Salvador Dalí (co-guionista), carece de un argumento narrativo convencional y se dedica a poner en pantalla una serie de cuadros de mayor o menor grado de escándalo, pero de impacto aún vigente. Estamos en 1930 y a causa de su anticlericalismo, su teoría de la represión sexual y sus escenas chocantes, la película se prohibió terminantemente. Como escenas clave y su interpretación, hemos rescatado:
- un Jesucristo borracho y violador (odio hacia la Iglesia)
- los obispos transformados en esqueletos (el sin sentido de la curia)
- el protagonista (Gaston Modot) arroja a un obispo por la ventana (el odio a los clérigos)
- también defenestra una jirafa, y en otras escenas patea un perrito y pisa a un escarabajo (el mensaje antiecologista)
- cuando vapulea a un indefenso ciego (el no respeto hacia los discapacitados)
- y cuando abofetea a la madre de su amante (la rebelión hacia los mayores)
En definitiva, los realizadores violan todo tipo de convenciones con esta película, llegando quizá a plantar la reflexión de que todo tipo de males, violaciones, crímenes, etc tienen su raíz en que el autor no se ha descargado sexualmente. Aunque esta conclusión puede llegar a no ser más o menos válida que otra opuesta, dado el carácter ambiguo de la trama.


Paolo Bonacelli, Aldo Valletti, Giorgio Cataldi y Umberto P. Quinavalle en SALÒ...Salò
Adaptación de una novela del Marqués de Sade ambientada en tiempos modernos. Durante el período conocido como La República de Saló (un gobierno al mando de Mussolini establecido en el norte de Italia durante 1944, cuando la II Guerra Mundial dividió a Italia en el Reino del Sur bajo el mando de Badoglio y esta República de Saló) un grupo de jerarcas fascistas selecciona a 18 jóvenes (9 chicas y 9 chicos) todos vírgenes, para conducir una suerte de experimento dirigido a confirmar la afirmación de que "todo lo excesivo es bueno". Se encierran en un recluída villa donde planean vivir de orgía en orgía. Los jóvenes comienzan a ser violados, degradados, torturados y sometidos a mil perversiones. La película está dividida en tres capítulos (2):
- El Círculo de la Obsesión: Muestra el primer escalafón en el descenso hacia la abyección de estos jerarcas, y es cuando se dedican a realizar todo tipo de actos sexuales, sin distinguir hombres o mujeres.
- El Círculo de la Mierda: Se comienzan a mezclar las fantasías eróticas con una escatológica costumbre de sentir excitación a través de la ingesta de excremento.
- El Círculo de la Sangre: Es el final, la última fase de degeneración, en que se compara la fascinación y placer de la víctima de un violador (que puede repetir su acto innumerables veces) y el de la víctima de un verdugo (que solo puede ser ejecutado una sola vez). Sin embargo, la muerte sería buena, porque libera a la víctima de sufrimiento. El placer es en cambio el de la tortura y la mutilación de las personas.

Jesús borracho en LA ÂGE D'OREnlace
Sobre el final de LA EDAD DE ORO, un Jesús lampiño se retira de un castillo en el que ha participado de una extendida y salvaje jarana. El "Salvador" tiene una expresión descompuesta en su rostro y expresa la más grande de las tristezas (aunque también su gesto podría indicar la repulsión después de tanto placer carnal). Por su parte, Pasolini planta su cámara en el interior del castillo, mostrando las innumerables iniquidades que los jerarcas perpetran contra sus jóvenes cautivos. La cámara de Buñuel nos llena de desasosiego mostrándonos la consecuencia de la orgía. Nuestra mente llena el hueco narrativo con todo tipo de atrocidades innenarrables y felizmente (para nuestra mente) innenarradas. Pero Pasolini se dedica íntegramente a describirnos con lujo de detalle esas atrocidades. Para la película de Buñuel, Jesús embriagado de placer saliendo del castillo es el punto culminante de su cruento ataque a la Iglesia. Pero para la de Pasolini, la metódica y reiterada orgía representa una parábola de las clases sociales y su interacción dentro de las sociedad fascista de la época (y también en la moderna democracia occidental).

Dos genios del cine
¿Qué pasa cuando el cine destroza los sistemas de "normalidad" que las personas tienen incorporados como integrantes de una sociedad? A pesar que día a día tratamos de alejarnos de la idea de dividir todo y todos los que nos rodean en buenos y malos, naturalmente tendemos a manejarnos por esa percepción. Lo que nos resulta negativo, es malo, y aquello que nos da la impresión de positivo, es bueno. ¿Qué nos asegura que lo que consideramos bueno realmente sea bueno, sea malo o no tenga ningún carácter particular y solo "sea"? El Marqués de Sade planteó implícitamente estas cuestiones en su momento y ambos filmes (que toman la novela en mayor o menor dimensión) indagan inhóspitos territorios en los que nadie se siente cómodo y cualquier intento de interpretación requiere un esfuerzo intelectivo importante. Mientras este esfuerzo se haga bajo la premisa de una apertura mental de la suficiente envergadura como evitar el facilismo de negar lo feo, lo malo, lo perverso, lo obceno, tendrá algún sentido realizarlo. En los difíciles años '20, Luis Buñuel (por entonces un joven surrealista), trabajó sobre estos conceptos en el que sería su primer largometraje. En los tremendos años '70, el maduro ateo, comunista y homosexual Pasolini se sirvió de los mismos elementos para la que sería su última película. Dos genios del cine y un mismo tema de polémica que, en tanto propicie la discusión sana, genera evolución y aprendizaje.

Darío Lavia

Dedicado a Luis Buñuel, Salvador Dalí, Pier Paolo Pasolini, Pupi Avati



1: Tras su cortometraje en común UN CHIEN ANDALOU (Un Perro Andaluz-1929), Buñuel y Dalí generaron todo un escándalo en su época. Para la época de filmación del largometraje, ambos creadores se habían distanciado (dicen que Buñuel tenía fobia a Gala, quien no podía separarse de Dalí).
2: Creemos que estas divisiones refuerzan la idea de "viaje dantesco" al Infierno, literalmente.

1 comentario:

Pablo dijo...

Vaya dos películas, y vaya dos directores. Extraordinario amigo Dario. Si señor. Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

¿PERDISTE ALGÚN Nro. DE CINEFANIA? BAJALOS GRATIS