sábado, 2 de febrero de 2008

Traidora y Mortal y Una Historia Violenta

OUT OF THE PAST (Traidora y Mortal-1947) de Jacques Torneur
A HISTORY OF VIOLENCE (Una Historia Violenta-2005) de David Cronenberg

Robert Mitchum y Jane Greer:
Todo a media luz
Retornando al pasado
El encargado de una gasolinería de pueblo (Robert Mitchum) recibe la incómoda visita de un hampón (Paul Valentine), que le dice que su jefe quiere volver a verle. Promete ir a verlo, pero antes se encuentra con su novia (Virginia Huston) y pasa a narrarle prolijamente su oscuro pasado como detective privado en el que fuera contratado por el gangster Whit (Kirk Douglas) para que encuentre a su novia fugitiva, Kathie (Jane Greer), que escapó con 40 mil dólares a México. No pasa mucho tiempo hasta que la encuentra en una taberna de Acapulco y se enamora de ella. El detective dice a Whit no haber cumplido su trabajo y no cobra sus honorarios, pero en verdad, regresa sigilosamente con Kathie para convivir una temporada en San Francisco. Sin embargo, el anonimato termina cuando aparece un potencial chantajista (Steve Brodie) que es baleado por Kathie. Luego de este flashback, la narración regresa al presente, donde Mitchum se despide de su novia y se reúne con Whit, quien no pretende discutir el pasado sino encargarle un nuevo trabajo: conseguir unos papeles en posesión de cierto abogado (Ken Niles). Para ello cuenta con la complicidad de la secretaria de dicho letrado (Rhonda Fleming).

Jane Greer observa, arma en mano,
la pelea entre Mitchum y Steve Brodie
Traiciones mortales
Pero claro, Whit nunca perdona y se trata de una trampa para incriminar a Mitchum en el asesinato del abogado y quitarse del camino dos estorbos: los papeles y al detective. Las cosas no son tan sencillas, y el detective vuelve pero esta vez para negociar con sus propias condiciones, exigiendo dinero para irse lejos a cambio de los documentos en cuestión. Claro, Kathie pretende que lo sigue amando y que "huyamos juntos" y... bueno, la mujer fatal es así. El encontronazo final entre el protagonista, Whit y su novia es letal (para los tres).

Viggo Mortensen se defiende a los balazosViolencia en la historia
Tom Stall (Viggo Mortensen), dueño de un bar de pueblo, se ve llevado a matar en defensa propia a dos pillos de poca monta (Stephen McHattie y Greg Bryk). Su hazaña, publicada en la prensa y las noticias, llama la atención de un rufián de poco más de medio pelo (Ed Harris), que acude al bar y se dirige a Tom como si fuera una persona conocida (un tal "Joey Cusack"). Por supuesto, Tom y su familia comienzan a ser acosados por este mafioso, teniendo esta situación una resolución también sangrienta. El tópico de la trama de si Tom es o no es este tal Joey, queda zanjado por deducción, cuando notamos su rápida capacidad de reacción en situaciones límite y su habilidad para producir daños en el enemigo.

Ed Harris y Viggo:
Por ahora se lo pide por las buenas...
Más violencia
El hampón secuestra al hijo de Tom (Ashton Holmes) y bajo esta presión, Tom accede a marchar con él y regresar a donde su ex jefe. Se trata del último recurso y para este momento, ha perdido la confianza de su esposa y casi el aprecio de su hijo. Con tal prospecto, ingresa en la mansión del "capo" (William Hurt) que resulta ser SU HERMANO *. En esa casa, luego de algunos comentarios rudos se genera un clima tenso que se resuelve (tal como el título del felm lo preanuncia) a las manos (trompadas, puñaladas, disparos, etc.).

Enlace
Parece que esa relación existente entre tiempo y materia (el famoso diagrama cartesiano) también se da en el Ser Humano. Cuando conocemos a alguien, conocemos la faz actual de esa persona, su presente. Una Persona incluye además de un presente, un pasado que ha moldeado esa faz actual que conocemos. A veces, muy frecuentemente, creemos estar en contacto con alguien durante años, décadas, damos por sentado que lo "conocemos". Ese será el "pre-enlace" de esta noche, es decir, "conocer superficialmente".

En Traidora y Mortal, el pasado de Mitchum regresa a su gasolinería, y no solo que lo afronta sino que se lo cuenta a su novia (y al espectador). Mitchum no tiene su pasado olvidado sino que lo ignora; por eso cuando sale a la luz, se sincera con aquella persona que ama. En Historia Violenta, el pasado llega al bar de Viggo Mortensen a través de los hampones y de sucesos traumáticos (ya hemos tocado el tema de "traumas que producen cambios" en un díptico pasado). Será tema de debate de psiquiatras y galenos si Viggo sufre algún trastorno de la mente, lo cierto es que su pasado estaba olvidado hasta para él mismo y afronta todo un proceso para reflotarlo.

Viggo y Maria Bello
en un momento de tensión
La cuestión es que ambas películas nos muestran a personas sin pasado que deben ajustar las cuentas como condición para gozar del presente sin ningún tipo de amenaza. Para resolverlas, deben volver a convertirse en esos personajes que creían haber dejado de ser, Mitchum retomando su oficio de detective para un último trabajo y Viggo volviendo a ser el matón que era antes y arrasando con todos sus enemigos. Cada uno encuentra un final equivalente: Mitchum a través de un virtual suicidio, pero arrastrando consigo a una traidora crónica; Viggo masacrando a su hermano (William Hurt) y muriendo (solo espiritualmente) para renacer a través de un improvisado bautismo acuífero en la orilla de un lago aledaño.

Jane Greer y Mitchum, poco antes de
traspasar las barreras de la muerte
Lo dicho, ignorar un pasado tumultuoso hasta el punto de eliminarlo de la realidad, no asegura evitarlo por siempre: Cada uno carga su propio diagrama cartesiana a modo de cruz.

Darío Lavia



* Suena un poco a telenovela, pero ¡qué quiere que le diga! Es parte de la perfecta lógica de la película. Siendo el hermano perdido, se entiende que William Hurt esté tan ansioso de tenerlo de vuelta.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Genial amigo Dario, no me explico la punteria que tienes a la hora de elegir las dos películas. Eso si, como películas en si, donde esté "Retorno al pasado", que se quiten casi todas, eso era cine-negro, pero puro y sin mezcla. Lo dicho, FELICIDADES, por tu trabajo. Saludos!!!
http//:pablocine.blogia.com

MUERTEVIDEANOS dijo...

CUANDO EL CINE ADOLECE DE EFECTOS ESPECIALES Y AÚN ASÍ NOS DEJA PEGADO A LAS BUTACAS ES SIEMPRE EFECTIVO, SOLO HACE FALTA EL RESURGIR DE LAS VIEJAS SALAS CON BUTACAS FORRADAS DE CUERO, PISOS DE MADERA, ENORMES PANTALLAS Y EL ETERNO RUIDO DEL ENVOLTORIO DE PAPEL DE LOS BIZCOCHOS QUE PROPONÍAN UN CHISTIDO Y RIZAS EN VOZ BAJA.

¿PERDISTE ALGÚN Nro. DE CINEFANIA? BAJALOS GRATIS